Novedades a tu correo:
Click aqui para suscribirse

Chapurrada de chocolate


Al ser un poderoso energético, al beberlo la persona tiene más energía y logra dominar el sueño.
Al hacerle una modificación a esta bebida también cambia su nombre y pasa a llamarse chocolate prehispánico.

El agregado de azúcar transformó esta bebida amarga en una delicia.

Bajo una fórmula sencilla, cacao, azúcar y esencias nace una bebida favorita de grandes y chicos.
Esta nueva combinación de sabores lo deja pronto al chocolate para iniciar el viaje que con el tiempo lo haría famoso y muy conocido en todas partes del mundo.

En 1528 Hernán Cortés se lo llevó en uno de sus viajes a España al propio Rey Carlos I, escribiéndole al rey que habían descubierto un remedio para sentirse bien y poder trabajar todo el día hasta sin comer. Esta fue la primera embarcación de chocolate hacia Europa.

No fue enseguida que el chocolate fue famosos y conocido, sino después de años, durante el reinado de Carlos V donde el chocolate fue adoptado como bebida terapéutica y así de este modo fue como se impuso en el gusto de la gente.

Cómo continúa la historia del chocolate.
En 1580 se creó la primera planta de procesamiento en España y la popularidad del chocolate fue creciendo y extendiéndose por los países de toda Europa.

Cuando Hernán Cortés descubre el cacao en su segundo viaje a México, no lo ve tan especial.
Se mezclaba con pimienta y maíz.
Cuando se lo mezcla por primera vez con azúcar es donde se descubre la magia del chocolate en España.

A partir de ahí es la iglesia la que fundamentalmente lo empieza a dar a conocer.
De ahí pasó a Francia, posiblemente a Austria y luego se fue extendiendo al resto de Europa.
Luego de extenderse a Europa fue adquiriendo características propias de acuerdo a las costumbres de cada país.

A Bélgica y Holanda el chocolate llega en 1589 y aquellas tierras estaban bajo el mando de España en aquellos años.
Los holandeses trasplantaron el cacao a sus posesiones a la India y luego hicieron lo mismo en Asia por lo cual hoy Malasia es uno de los principales países productores del mundo.

En 1857 el emprendedor Jack era suizo e inauguró en Bélgica ( cuya capital es Bruselas) una farmacia donde podían comprarse gotas para la tos, jarabe para el dolor de garganta y cuadrados de chocolate amargo y puro, como digestivo.

En realidad esta farmacia fue la primera tienda de chocolate de Europa.
Entre las características del chocolate está su valor alimenticio y al igual que la cafeína tiene la capacidad de hacerte sentir optimista, tiene como algo de afrodisíaco de manera que el chocolate tiene estas tres características principales digestivo, alimenticio y energético o energizante.

Y digamos que en ese momento estas características fueron lo que lo hicieron tan popular.

En 1912, Moscar DER comenzó a vender los chocolates que conocemos como praliné.
La familia de Noas fue la que inventó el chocolate en trozos o praliné y también inventó la pasta de avellana que conocemos como praliné.

Ellos se dedicaron a fabricar un producto de lujo para obsequiar y lograron lo que llamamos segmentos de regalos.
Sacaron un producto de alta calidad que comienza con el trozo individual del chocolate muy bien decorado y el concepto final que completa el producto, culmina en la presentación del chocolate.

En 1912 Novihouse desarrolló además un tipo de bombón de chocolate capaz de contener ciertos líquidos.
La teoría más popular dice que el chocolate llegó a Italia en 1606 de la mano de un mercader florentino Antonio Cabler que lo había descubierto mientras viajaba por España buscando nuevos productos para importar.

Hacia el siglo XVII un gran número de chocolaterías se habían establecido al norte de Italia en Berusia y Turín y desde allí comenzaron a exportar sus productos a otros países Europeos.
Una colección de recetas del siglo XVIII muestra el avance de los italianos en el uso del chocolate.

Hígado bañado en chocolate frito, sopa de chocolate con aderezos, budín de chocolate con ternera y hasta polenta de chocolate.
La chocolatería más antigua de Italia fundada 1763 en la Piazza della Consolata di Turín ha visto pasar a grandes personajes.

El Caffé al Bicerin tiene una larga historia que comienza qen 1763 nació como tienda de bebidas agua y demás y después se comenzó hacer chocolate en taza.
Después a comienzos del siglo XIX se comenzó hacer el bicerin una bebida cítrica y famosa en Turín. El bicerin, café, chocolate, crema de leche o fior de latte todo mezclado, es una bebida altamente energética y beneficiosa.

Bicerin es una palabra que proviene del Piamonte y quiere decir, vasito o vaso pequeño.
Aunque en realidad el vaso no es tan pequeño y se parece a una copa de vino.
Es una bebida perfecta para satisfacer al cliente más exigente. Se prepara con café expreso y chocolate en barra y es cubierto con crema.
Chocolate, café y al final crema fría en la parte superior forma la mezcla perfecta en sabor y textura.

Recetas relacionadas con este artículo
Copyright (c) 2007-2017 solochocolates.com
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
De utilizarse nuestros contenidos, se deberá incluir un link visible a www.solochocolates.com
Gracias por visitar solochocolates.com, el recetario de comidas saludables más sabroso de Internet.
Política de Privacidad